GO BACK
        TO MENU

        ¿Quién soy?

        Hola, me llamo Laura y soy Fotógrafa. Esa es la parte de mí que si estás en esta página supongo que interesará más. Pero la fotografía es un arte dicen, y en todas las manifestaciones artísticas el autor pone en ellas mucho más de sí mismos de lo que podríamos pensar en un principio. Así que si quieres conocer un poquito más de mí para saciar la curiosidad, o entenderme mejor, aquí me tienes:

        Nací hace 21 años. Soy de un pueblecito de Sevilla, de casas blancas, dehesas y encinas. De pequeña me gustaba fantasear con ser escritora. Más tarde cambié de idea y me matriculé en Periodismo. Ahora me sigue gustando la idea de dedicar mi vida a contar historias, pero de manera visual.

        Actualmente estoy terminando mis estudios universitarios, y al mismo tiempo me formo por mi cuenta en todo lo relacionado con la fotografía, y en concreto fotografía de bodas y social que es la que me interesa.

        La banda sonora de mi vida diría que la ponen a partes iguales Alejandro Sanz, Izal y Estopa. Ahora mismo creo que estoy viviendo la Pequeña Gran Revolución de mi vida.

        No sé las veces que he llorado con el final del Moulin Rouge, Los Puentes de Madison o Titanic. ¿Qué le voy a hacer? No soy muy original en este sentido.

        Para reír un rato mi opción preferida es ponerme un episodio de La Maravillosa Señora Maissel, no importa que sea repetido. ¡SIEMPRE me encantan!

        Los libros los prefiero con historias de sucesos, suspense, asesinatos, desapariciones, policiacos… ¿No todo iban a ser historias de amor, no?

        Otra cosa que me caracteriza son los tatuajes. Creo que son el ejercicio artístico de exponer en el exterior las marcas que te va grabando la vida a su paso, en el interior. Tengo unos cuentos por todo el cuerpo, no pongo un número porque probablemente cuando leas esto ya habrá aumentado...

        Mis escenarios favoritos para sacar la cámara a pasear son los días nublados, las playas o el campo a la hora de la puesta del sol, los flares de luz recortándose detrás de siluetas... Pero para las bodas hay que ser todoterreno y estoy dispuesta a sacar mi vena fotoperiodística para cubrir vuestro día de pe a pa.

        Porque por encima de todo, lo que me mueve a guardar instantes para siempre son las emociones. Me interesa la fotografía emocional, la que no va de posados estáticos, ni estudiadas fórmulas que aplicar en cualquier ocasión. Voy detrás de la mirada complice, la que no se ensaya.

        Ahora es vuestro turno, ¿Me contáis un poco sobre vosotros?